Biografía y entrevista de Luigi Caccia Dominioni

Luigi Caccia Dominioni
Luigi Caccia Dominioni
Classic Designs » Diseñadores » Biografía y entrevista de Luigi Caccia Dominioni

Luigi Caccia Dominioni – (Milán 1913 – 2016)

Cuando estudiaba arquitectura en el Politécnico de Milán iba a conocer a Livio y Piergiacomo Castiglioni, Enrico Peresutti, Ernesto Rogers y Marco Zanuso.

Se graduó allí en 1936 y ese año abrió un estudio de arquitectura con los hermanos Castiglioni.

Ha sido muy activo tanto como arquitecto como en el campo del diseño y puede considerarse uno de sus pioneros en Italia.

Luigi Caccia Dominioni Office Design Milan
Luigi Caccia Dominioni Office Design Milan



Colaborando con los hermanos Castiglioni diseñó la cubertería de plata titulada Caccia en 1938 y la innovadora radio de baquelita producida por Phonola en 1940. Este último recibió la aprobación entusiasta de los visitantes de la 7ª Trienal de Milán y fue, de hecho, el primer receptor de radio que no pretendía ser un mueble, sino que poseía una forma propia y autónoma creada por su carcasa de baquelita. Como tal, llegó a ser considerado como uno de los primeros objetos de diseño industrial.

Con Ignazion Gardella fundó la empresa Azucena en 1947 con el objetivo específico de fabricar muebles y objetos de decoración de alta calidad en pequeñas series. Entre las piezas diseñadas para Azucena se encuentran la mesa Cavalletto, la lámpara Imbuto y el sillón Catilina.

En 1960 se le concedió el Compasso d’Oro por su silla T12, diseñada con Livio y Piergiacomo Castiglioni para la empresa Palini.

En años posteriores también colaboró con la empresa Simon, para la que sus proyectos incluyen muebles como las series Mantova y Gonzaga.

El Compasso d’Oro volvió a ser suyo en 1984 por su puerta Super, realizada por el fabricante Lualdi.

De la obra de los últimos años destacan los escritorios con los nombres Pipistrello y Ovale de Azucena.

Entrevista a Luigi Caccia Dominioni:

¿Qué país europeo ha tenido mayor influencia en su obra?

Todos y ninguno. Si algo ha influido realmente no es tanto una nación u otra como la Basílica de S. Ambrogio y el atrio de Ansperto que he visto innumerables veces desde la más tierna infancia a lo largo de mi vida, – su cuadratura y forma relajada y tranquila me han envuelto e influenciado, al igual que sus ladrillos, azulejos y colores.

Se ha mantenido ante mí toda mi vida y sigue haciéndolo desde el amanecer hasta el atardecer de cada día. Si tuviera que nombrar una ciudad sería Roma, tanto la Roma romana como la barroca, hay partes de Roma que albergan lo más bonito de todo el mundo. Roma por su escultura, Venecia por sus pinturas y París por su diseño urbano.

París sigue siendo una ciudad extraordinaria en la que me siento completamente en casa, como si siempre hubiera vivido allí, mientras que Francia tiene la hermosa Nancy, la plaza de San Stanislas y la plaza de la Carrière.

Para mí, Viena supone un vínculo muy importante con Milán, las vistas limpias y «modernas» de su arquitectura han influido tanto en la de Lombardía durante los últimos cien años y también en mi propio trabajo, también debo mencionar la arquitectura de Engadina en Suiza, donde dominan los muros, con muy poco vidrio y las más pequeñas ventanas para captar oblicuamente un poco de luz o sol. Todo esto ha sido importante para mí.

¿Qué países europeos aprecian más su trabajo?

¡No sé si es apreciado! Me parece que he trabajado bien sobre todo en Francia y Suiza. Sin embargo, soy mucho más conocido en Italia y mi trabajo es aprobado en las zonas donde más he trabajado, es decir, en Lombardía, Liguria y el Véneto y especialmente en las ciudades de Milán, Bolonia, Génova, Verona y Valtellina. 

¿Qué países europeos son, en su opinión, los más interesados en el diseño?

En mi opinión hay que decir que Dinamarca, Alemania, Suecia y Finlandia. Los italianos tardaron bastante en mostrar un verdadero interés, pero en los últimos años se ha producido un cambio radical en la percepción del público y se ha ganado mucho terreno, ya que se emiten juicios más maduros e iluminados sobre nuestras obras.

Este último diseño ha sido bastante diferente al que proviene de los países escandinavos, que parece haber caído un poco en desgracia a medida que el producto italiano ha ido avanzando. Sin embargo, hay que analizar cada caso en particular.

¿Qué intercambio cultural entre países europeos ha dado los mejores resultados en términos de diseño?

No tengo respuesta a esa pregunta.    

¿Qué universidades o escuelas de arte europeas estuvieron más implicadas en la afirmación del diseño en el periodo 1945-78?

Estos representaron un importante punto de referencia para los países escandinavos. Los Triennali di Milano dieron vida a Italia en los años que van de 1930 a 1950. Primero predominaron Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia. Nosotros aparecimos aquí y allá e hicimos algunas cosas.

Entonces se desencadenó una primavera y el diseño italiano despegó poco a poco con productos nuevos y diferentes, destacando sobre todo la mayor calidad. Quizás fue Milán el centro de este renacimiento. Después de Giò Ponti, Milán estaba destinada a ser cada vez más viva y vital.

La escena estaba poblada por figuras como Joe Colombo, los Albini, los B.B.P.R. (Banfi, Belgioioso, Peressutti, Rogers) y más tarde Marco Zanuso, Livio y Piergiacomo Castiglioni, así como yo mismo, Angelo Mangiarotti, Vico Magistretti y luego también Achille Castiglioni, hermano de los dos anteriores. Todos ellos fueron muy activos en el período comprendido entre 1940 y 1970.    

¿El diseño es promovido más por los organismos públicos o por la industria privada en su país?

La industria privada es más impulsora que las instituciones públicas. La primera busca la calidad estética que es el valor intrínseco del diseño. Sin embargo, cuando esta última decide participar, tiene una influencia especial debido a la magnitud de sus encargos.

¿Sería apropiado hablar de un estilo de diseño europeo?

Siguen existiendo diferencias entre los productos de los países escandinavos y los de lo que podríamos llamar Europa central, aunque tal y como están las cosas en este momento Europa central también incluye realmente a España, Francia e Italia.

En su momento Austria, y Viena en particular, tuvo un periodo excepcionalmente fructífero como con su producción de muebles tan extraordinarios como los de la familia Thonet. A continuación, Finlandia y los países escandinavos siguieron con Dinamarca, que también pasó por un período de especial calidad.

Parece ser que en la actualidad Italia está en la primera posición creando algunas cosas realmente bellas y con un tipo de diseño diferente, realmente muy diferente. Sin embargo, una palabra de precaución porque también se fabrican y venden algunos objetos de diseño y muebles realmente feos.  

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator